Con su trayectoria musical el maestro Maximino Trinidad Martínez enaltece a Oaxaca

Nativo de Santa Cruz Amilpas, el maestro Maximino Lucio Trinidad Martínez (1936), durante más de cinco décadas ha colocado en alto el nombre de Oaxaca, como compositor, arreglista y trompetista de las orquestas más prestigiadas de la Ciudad de México. También es creador de la exitosa Orquesta Max Trini.

 

Nombres como Gamboa Ceballos, Pablo Beltrán Ruiz, Pepe Castillo y Dámaso Pérez Prado, son familiares para el maestro, quien durante años, recorrió con ellos lugares legendarios como el Salón México, Salón Los Ángeles y el California Dancing Club; asimismo se presentó en las principales ciudades del país, de Estados Unidos y Latinoamérica, interpretando los temas consagrados de las grandes orquestas.

 

Siendo un niño, junto a sus padres, se trasladó al Distrito Federal, donde a partir de los diez años comenzó a tocar la batería y trabajó como músico junto a su padre, Timoteo Trinidad Aquino.

 

A partir de los 12 años, además de la enseñanza básica continuó sus estudios en el Conservatorio Nacional de Música, donde aprendió solfeo y trompeta, instrumento que a la fecha sigue siendo su especialidad. A los 17 años comenzó a trabajar en la Orquesta de la Fuerza Aérea Mexicana y posteriormente se integra a la orquesta de Gamboa Ceballos, en la cual permaneció  diez años. Años más tarde se sumó a otras orquestas, incluida la agrupación de Pérez Prado.

 

En 1972 a punto de graduarse como arreglista, “tenía que presentar una composición y no tenía ni idea de qué hacer y cómo iniciar un buen arreglo musical”, confesó el maestro Maximino, durante una amplia entrevista, que tuvo lugar en la Biblioteca Pública Central de la capital del estado.

 

Recuerda que viajó a la ciudad de Oaxaca para pedirle a la Virgen de la Soledad su ayuda. “Ocurrió algo  milagroso, dormido comencé  a escuchar los acordes de un tema, que decidí interpretarlo en el piano el cual se convirtió  en la Fantasía Musical “Soledad la Patrona”, un himno dedicado a la Virgen de la Soledad de Oaxaca, al cual, posteriormente le añadió letra y es cantada  por el Grupo Coral Elohim Getsemaní, de la ciudad de México.

 

“La composición, es una oración dirigida a la Patrona de Oaxaca, madre de Dios, para que interceda ante él, y se promueva un mundo más justo, donde se terminen las guerras, se vele por la gente humilde, que no haya dolor, violencia, que niños, jóvenes y personas adultas vivan en paz”.

Además, de esta pieza solemne, el maestro Maximino ha compuesto temas cadenciosos y bailables en danzón, cumbia, swing, cha-cha-chá, mambo, con las cuales formó el grupo Los latinos de Max Trini, logrando colocarse en los primeros lugares de popularidad, dentro y fuera de la ciudad de México, en los años 70 y 80.

 

Sus composiciones las ha dedicado a Oaxaca, a la región de la Costa, y al Gran Forum, salón del Sindicato Único de Trabajadores de la Música (STUM), que ha brindado cobijo a grandes músicos.

 

En el 2011, el SUTM, le brindó un reconocimiento por sus 50 años como músico activo del sindicato. Actualmente, el maestro Maximino Lucio Trinidad Martínez, fue invitado por maestros de la Escuela de Bellas Artes de la UABJO, para mostrar la adecuada ejecución y maniobra de la trompeta, tanto a los estudiantes de la universidad, como a niñas y niños de la Banda de Macuilxóchitl, a los cuáles periódicamente les mostrará las técnicas que les permitirán convertirse en grandes ejecutantes.

 

 

 

off
A %d blogueros les gusta esto:
Con su trayectoria musical el maestro Maximino Trinidad Martínez enaltece a Oaxaca – Libertad-Oaxaca off