Con la mira puesta en Playoffs

2613818Con dos semanas de temporada regular restantes en el calendario, el panorama de Postemporada sólo cuenta con la mitad de sus invitados, por lo que la Semana 16 de la NFL cobra una vital importancia.

Con 18 equipos aún con aspiraciones de llegar a Playoffs, desde ahora muchos de ellos están jugando partidos de vida o muerte con duelos con implicaciones directas.

Ninguno de ellos se presenta más atractivo que la visita de los Bengalíes de Cincinnati a Denver el lunes por la noche.

Los Broncos llegan a la Semana 16 con una situación única en la que lo mismo tienen aspiraciones de ser el equipo número 1 en la Conferencia Americana, que la posibilidad de quedarse fuera de los Playoffs. Y lo tendrán que averiguar, nuevamente, sin Peyton Manning.

BENGALÍES-BRONCOS

Brock Osweiler hará la sexta apertura de su carrera en substitución de Manning y será con presión añadida luego del colapso de la semana pasada en que Denver no pudo aferrarse a una ventaja de 17 puntos en la segunda mitad.

La defensiva de Broncos, que después de los 34 puntos admitidos ante Pittsburgh cayó del primero al cuarto puesto en ese rubro, tiene mucho que demostrar, y en un momento de apremio.

Denver puede obtener su boleto a Postemporada con un triunfo y una derrota ya sea de Acereros o Jets, o de igual forma amarrar el cetro del Este de la AFC con una victoria y una derrota de los Jefes.

Sin embargo, un revés el lunes ante Bengalíes podría enviarlo, en el mejor de los casos, a los puestos como comodines y depender de otros resultados para respirar tranquilo.

Los Bengalíes son uno de seis conjuntos que ya tiene su pase a Playoffs, pero la victoria les asegura el Norte de la Conferencia Americana y un descanso en la temida primera semana de Postemporada, la cual no superan desde la temporada de 1990. Para ello, el joven A.J. McCarron hará su segundo inicio en la NFL y dependerá en gran parte de su defensiva, que ocupó el lugar dejado por Denver como la mejor en puntos admitidos de la Liga.

PIELES ROJAS-ÁGUILAS

El Este de la NFC ha brillado toda la temporada por su mediocridad, sin embargo, uno de sus representantes irá a postemporada y bien podría ser el ganador de este encuentro. En caso de que sean los Pieles Rojas, es un hecho, de lo contrario, todo se definiría en la última semana. Cualquiera de los dos equipos está en control de su destino. Un triunfo de Washington le da el boleto. Dos victorias de las Águilas los clasifican a postemporada.

Los Pieles Rojas vienen de ganar tres de sus últimos cuatro partidos y han generado al menos 370 yardas en cada uno de esos triunfos. Sin embargo, Washington espera replicar la fórmula utilizada en la Semana 4 cuando vencieron 23-20 a las Águilas gracias al pase anotador de Kirk Cousins a Pierre Garcon con 26 segundos en el reloj.

Filadelfia sólo tiene cuatro victorias contra rivales de la Conferencia Americana y sigue en busca de la consistencia, especialmente a la defensiva, pues ha permitido al menos 40 puntos en tres de los últimos cinco encuentros y sólo cuenta con tres actuaciones de al menos 30 puntos anotados en toda la campaña, todos ellos triunfos.

EMPACADORES-CARDENALES

Los Empacadores de Green Bay y los Cardenales de Arizona son dos de los seis equipos que ya tienen un lugar en los Playoffs. Eso no significa que el duelo no sea relevante o carezca de implicaciones, especialmente cuando lo protagonizan dos potencias de la Conferencia Nacional.

Los Empacadores buscan alargar a cuatro su racha de juegos ganados y con ello asegurar el título del Norte de la NFC y no tener que disputarlo en un vital duelo de la Semana 17 ante Minnesota. Sin embargo, la que fuera una de las ofensivas más temidas de la NFL sigue sin encontrar el ritmo deseado, aunque ha mostrado progreso en cada una de las últimas tres semanas y necesitarán mostrar su mejor nivel de visita ante un equipo balanceado como los Cardenales, poseedores del segundo mejor ataque y la sexta mejor defensiva de la NFL.

Arizona viene de imponer una marca de la franquicia en triunfos para una temporada y no parecen conformes. Un triunfo ante un rival de la categoría de Green Bay sería suficiente para asegurarles descanso en la primera semana de Playoffs y más tranquilidad antes de la siempre incómoda visita de Seattle en la última semana de temporada regular. Para los Cardenales, la prueba del domingo será contener a Aaron Rodgers y el ataque de Green Bay sin la presencia del estelar safety Tyrann Mathieu, quien se lesionó la rodilla la semana pasada y se perderá el resto del calendario.

reforma.com

off Con la mira puesta en Playoffs – Libertad-Oaxaca off