Cerró Videgaray compra como Secretario

VIDEGARAYLos mexicanos llevan meses exigiendo más detalles sobre la compra por parte del Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, de una casa de lujo ubicada en el extremo de un exuberante campo de golf ubicado a un par de horas de la Ciudad de México.

Ahora, documentos que han sido puestos a disposición sugieren que Videgaray completó la compra de la casa de descanso de dos plantas en Malinalco después de asumir el cargo, mediante un inusual acuerdo con Grupo Higa, constructora encabezada por Juan Armando Hinojosa que tiene estrecha relación con el Gobierno.

Videgaray, un ex banquero de inversión, pagó por la casa tres obras de arte y un cheque personal fechado el 31 de enero de 2014. Sin embargo, el cheque de 6.6 millones de pesos (unos 500 mil dólares en ese momento) no se cobró hasta casi un año después, apenas unos días antes de que se publicara un informe que cuestionaba los negocios del Secretario con el contratista del Gobierno.

Las revelaciones –incluidas en miles de documentos liberados la semana pasada como parte de una investigación federal sobre la compra de viviendas por parte del Secretario de Hacienda, el Presidente y su esposa, la cual los exoneró de irregularidades– se suman a una telenovela política que ha dominado los titulares durante meses y que contribuyó a socavar la aprobación pública hacia Enrique Peña Nieto.

“Esto sigue oliendo mal”, dijo Arturo Pueblita, un experto en derecho constitucional de la Universidad Iberoamericana.

“Esto es completamente irregular y genera una grandes sospechas”.

El Presidente, el Secretario de Hacienda y la Primera Dama negaron haber actuado de forma inadecuada. Los tres se negaron a conceder entrevistas para esta nota a través de representantes de prensa, al igual que el contratista.

La indagatoria fue dirigida por el titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Virgilio Andrade, quien reporta directamente a Peña Nieto, y gran parte de los hallazgos –en ocasiones páginas enteras– fueron objeto de censura. Esto no abona a rebatir las acusaciones de que el Gobierno favorece a un pequeño grupo de socios comerciales en un país con una larga historia de corrupción e impunidad, señalan legisladores de la oposición y analistas políticos.

Ricardo Anaya, líder del PAN, calificó la semana pasada la investigación como una “broma ofensiva”. El PRD señaló en su página web que el veredicto “carece de credibilidad”.

“Hay una serie de actos inusuales en esto”, dijo Ernesto Villanueva, especialista en transparencia y corrupción de la UNAM.

“Me da la sensación de que los investigadores trataron de exonerar al Secretario de Hacienda”.

Andrade asumió la investigación porque la ley no establece un proceso dirigido por un fiscal independiente, y el titular de la SFP es la figura más cercana para tratar casos relacionados con funcionarios federales. El Congreso tiene la opción de organizar comisiones especiales, pero éstas sólo pueden pedir que los funcionarios se presenten a comparecencias y no pueden demandar la entrega de documentos.

En documentos difundidos la semana pasada, Andrade mencionó que Videgaray extendió el cheque por 6.6 millones de pesos en enero de 2014 a una unidad de Higa, conglomerado que tiene 22 contratos gubernamentales, entre ellos el de renovación del hangar presidencial en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La firma de Hinojosa no cobró el cheque hasta el 5 de diciembre, días antes de que un artículo del Wall Street Journal (WSJ) cuestionara el acuerdo. La compañía se negó a hacer comentarios.

INFORMACIÓN CONFUSA

En el informe que se dio a conocer la semana pasada, el auditor público concluyó que el Secretario de Hacienda compró la casa antes de convertirse en funcionario federal y que no estuvo involucrado de forma personal en el otorgamiento de los contratos. Es lo mismo que dijo Videgaray en una carta pública en diciembre, en la cual afirmó que había adquirido la casa antes de que se le designara al frente de la dependencia en diciembre de 2012.

Pero los documentos difundidos junto con el informe de la SFP indican que Videgaray no concluyó la compra de la propiedad sino hasta el 28 de noviembre de 2013, casi un año después de entrar en funciones.

El único pago que Videgaray hizo antes de extender el cheque fue el de las tres obras de arte que dijo haberle entregado a Hinojosa en 2012. Videgaray valuó las obras, que recibió como regalo, en 2.45 millones de pesos. El Secretario de Hacienda y Andrade se negaron a describir las obras de arte y tampoco han revelado quién se las regaló a Videgaray.

La falta de información sobre las obras de arte y plantean más dudas sobre la transacción, dijeron los analistas Arturo Pueblita y Ernesto Villanueva.

“Lo que se percibe es que se trató de un intercambio de favores; que la casa fue un pago por los contratos”, dijo José Antonio Crespo, analista político del CIDE.

“Esa es la piedra del escándalo”.

V1

reforma.com

off Cerró Videgaray compra como Secretario – Libertad-Oaxaca off