Candidato del PRI no logra “sacudirse” el apellido; votantes muestran percepción negativa

encuesta3A pesar de que el candidato del PRI-PVEM-PANAL, Alejandro Murat Hinojosa  es conocido por un 67 por ciento de la población, la sombra de su padre el exgobernador de Oaxaca José Murat Casab, ha dejado una percepción negativa de la figura del  extitular del Infonavit.

Además su relación con el presidente de la República Enrique Peña Nieto, le ha restado una serie de puntos, revela la Encuesta Perfiles Políticos realizado por Espacio Muestral, Investigación Social y Estadística Aplicada.

De acuerdo a los resultados de esta empresa, los oaxaqueños tienen presente que al priista nunca lo vivieron vivir y trabajar en Oaxaca, además de que no conoce ni ha vivido las necesidades de los oaxaqueños en pobreza, además de ser elitista, clasista y delicado.

Aunque los encuestados aprecian su juventud y carrera académica aunado a que genera sentimientos de esperanza, para otros más representa un personaje incapaz y manipulable además de que genera un mensaje de imposición, dedazo, enojo y diferencias sociales.

“Algunas personas consideran que podría ser completamente independiente de su padre y que no es justo que él pague por el mal gobierno de su papá”, señala el documento aunque agrega que se percibe que Murat Hinojosa es una imposición fraguada por su padre y Enrique Peña Nieto para obtener recursos y beneficios a costa del pueblo de Oaxaca.

Sus aportaciones se basan sólo en su juventud y dinamismo así como una visión fresca y diferente a las problemáticas del estado y su resolución, esto en comparación con los otros candidatos al gobierno.

encuesta4Por su parte, el estudio cualitativo revela que José Antonio Estefan Garfias, candidato de la Coalición “Con Rumbo y Estabilidad para Oaxaca” (CREO), es reconocido por su origen y por el trabajo realizado en la entidad además de haber desempeñado diversos cargos públicos, “los oaxaqueños que lo ubican conocen su trayectoria y lo consideran positivo y honesto”.

Aunque en el tema negativo le perjudica el cambio de partido además de que no es conocido por todos los oaxaqueños aunado a la molestia en la privacidad de los ciudadanos por enviar mensajes al celular.

Se considera que su candidatura es una venganza, toda vez que cuando José Murat Casab, fue nombrado candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Estefan Garfias estaba mejor posicionado para ser gobernador.

Del mensaje que genera, el estudio revela que los oaxaqueños opinan que cuenta con conocimientos y experiencia sobre las problemáticas del mismo además de que representa una opción para enfrentar al PRI.

encuesta5Aunque por su parte Benjamín Robles Montoya, es reconocido por su trabajo a lo largo de los años en las comunidades pobres e indígenas del Estado, el mensaje que ha generado es desconfianza por el cambio de partido, del PRD al PT.

Lo que aportaría a la entidad es experiencia política y conocimiento del Estado por su trayectoria  como diputado, senador y además secretario en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo.

Murat Hinojosa y Estefan Garfias igualan niveles en pelea por la gubernatura.

Alejandro Murat y José Antonio Estefan, cuentan con un 20 por ciento de las preferencias del electorado para ocupar la gubernatura del Estado. El hijo del ex gobernador es conocido de manera espontánea por los ciudadanos contra un 48 por ciento de José Antonio Estefan Garfias.

Uno de los componentes del ranking de candidatos es el conocimiento. Esta variable muestra una estabilidad para el candidato del PRI, pero un incremento de ocho puntos para Estefan Garfias.

encuesta1Además el estudio revela que el próximo gobernador debe ser un político bien preparado y cercano a la gente, además que demuestre su capacidad de resolver y con experiencia.

“A Murat se le percibe menos honesto, menos cercano y cumple menos las promesas. A Estefan se le percibe menos honesto y como alguien que no cumplirá sus promesas”, señala la encuesta de Perfiles Políticos.

La situación del Estado es percibida peor que la situación personal lo que llevaría a un escenario de cambio no radical: cambio del gobierno pero que no ponga en riesgo la estabilidad familiar, agrega el estudio.

El tema de la corrupción puede ser relevante como agenda de campaña ya que en promedio sólo tres de cada diez electores considera que el gobierno usa los recursos en beneficio de la población.

En este documento se percibe también que el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, es evaluado de una mejor manera que en febrero pasado y en comparación con la administración de Enrique Peña Nieto, seguido por los presidentes municipales.

La coalición PAN-PRD tiene un componente de votantes estables del PRD (30%) y de votantes estables panistas (13%) y de un 12% de perredistas cambiantes y 6% de panistas cambiantes; es decir, un 18% de los votantes está integrado por electores con mayor probabilidad de migrar de preferencia electoral.  La coalición del PRI tiene un 14% de votantes cambiantes.

Carina García/Libertad-Oaxaca.info

encuesta

encuesta2

encuesta6

off Candidato del PRI no logra “sacudirse” el apellido; votantes muestran percepción negativa – Libertad-Oaxaca off