Camiones doble remolque: Luis Octavio Murat

luis-octavio-muratGerardo Ruiz Esparza, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, afirmó: “No se impedirá la circulación de los camiones de doble remolque”. El secretario salió a los medios para tratar de aplacar el debate que se ha desatado, a consecuencia del peligro que representan los camiones de doble carga transportando mercancías a lo largo y ancho del país; peligro que se acentúa debido a que la infraestructura carretera mexicana no fue construida para soportar el peso excesivo de las cargas del doble remolque. Esto causa, que este tipo de vehículos sean causantes del 3 por ciento de los accidentes carreteros y víctimas letales del 7 por ciento, datos proporcionados por José Refugio Muñoz, vicepresidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de carga (CANACAR) o sea “que tanto es tantito”.

Sorprenden las declaraciones de José Refugio Muñoz, en el sentido de que la circulación de los “camiones de la muerte” sea una configuración legalmente autorizada en México la cual representa el 35 por ciento de toda la carga del país que se mueve a través de los camiones de doble remolque por lo que el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, se negó rotundamente a impedir la circulación de este tipo de transportes ya que afectaría la rentabilidad de los negocios. Ni pensarlo.

Primero es el comercio carretero y el interés económico de las grandes empresas. Después la seguridad y vidas de los automovilistas privados. Tal es el criterio de las autoridades federales en materia de transportes de mercancías.

Por su parte, Rafael Ortiz Pacheco, presidente la Alianza mexicana de Organización de Transportistas A.C. (AMOTAC) solicitó a la SCT que retire de las carreteras nacionales los vehículos de doble remolque, a fin de evitar que continúen los accidentes, mutilaciones y muertes de conductores privados en carreteras y ciudades en las cuales no deben circular por el peligro que representan; a pesar de la actualización de la norma al respecto NOM-012 de la SCT; puesta en vigor en enero del 2015, la cual aprueba 6.5 toneladas en el peso bruto vehicular para el tracto camión de doble remolque y 7.5 toneladas para el full diferenciado (camión equipado con tecnología con frenos ABS, freno auxiliar) y que, según la SCT, únicamente pueden circular en carreteras de alta especificación a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

No obstante, la realidad es otra: “Obedézcase la ley pero no se cumpla”, al estilo de Las Pragmáticas Leyes Castellanas de 1445; condiciones que propician que los camiones circulen sobrecargados y tripulados por choferes “muy trabajados”, que, incluso, recurren a métodos y recursos no recomendables para no dormirse en largos trayectos de conducción.

Es importante, no olvidar experiencias muy amargas como el accidente ocurrido en Ecatepec, en el que perdieron la vida 20 personas debido a la impericia e imprudencia del chofer Omar Díaz Olivares, de la empresa Migar que forma parte del consorcio Termo-Gas, cuyo camión modelo 2012 contaba con las especificaciones y el peso reglamentario según las autoridades: “Aplíquese la ley pero en los bueyes de mi compadre”.

La violación a los reglamentos del autotransporte carretero ha llegado al punto en el que se ha producido un diferendo significativo entre dos poderes: el legislativo que exige al ejecutivo la modificación y aplicación de leyes que brinden seguridad a las personas, toda vez que la obligación de todo gobierno es proteger a la población asegurando una legislación y aplicación estricta de la misma para realizar comercio seguro para todos, productores, transportistas y consumidores, pues todos dependen de todos. Es por ello que las declaraciones del secretario Ruiz Esparza son desafortunadas en el sentido de que restringir la circulación de los camiones doble remolque ocasionarían un daño enorme a la economía y que los costos del transporte aumentarían 30 por ciento por la operación logística. Jesús Casillas, presidente de la Comisión de Movilidad del Senado, ofreció que presentaría una propuesta de reforma a la Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal, con objeto de prohibir la circulación de camiones de doble remolque al representar grave peligro en vialidades y zonas urbanas, y no garantizar seguridad de tráfico vehicular moderno similar al del mundo desarrollado.

En esos países como de locos seria permitir la circulación de vehículos peligrosos y más todavía, consentir, mediante el soborno, que circularan sobrecargados. El ministro(a) del transporte estaría en la cárcel o en el hospital al haber perdido la razón.

Ante este panorama con tufo de desechos sólidos; al haber montañas de dinero, intereses económicos y políticos de por medio, me es sano reflexionar sobre aquellas duras palabras pronunciadas en un discurso histórico sobre las subsistencias por Robespierre en 1792 en la Asamblea Francesa:

“…la libertad del comercio es necesaria hasta que la codicia homicida comienza a abusar de ella”.

Off the record: Sería conveniente que el “Avispón Tricolor” de Insurgentes Norte, apuntara sus baterías hacia los que violan la ley del autotransporte comercial empezando por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y legisladores que la respaldan.

Grave la situación de los desplazados en el norte del país. Siguen llegando miles a México.

Autorizar 10 marchas el mismo día en la Ciudad de México, se antoja como una venganza política de Miguel Ángel Mancera, por los recortes presupuestales a su gobierno. ¿Y, así aspira a ser candidato presidencial? ¡Vaya con los berrinches de un soñador para quien la violencia en la capital de la República no existe!: “Que tanto es desquiciar a diario el tráfico de la CDMX si ya está más que trastornada”.

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

off Camiones doble remolque: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off