Bartlett-Osorio Chong: dos biografías del poder priísta: Carlos Ramírez

Osorio-Chong-mexicoCuando el senador petista Manuel Bartlett Díaz encaró al secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, por las críticas del presidente Enrique Peña Nieto al populismo y puso su pecho para defender a López Obrador, más de un ceño senatorial se frunció con picardía: la biografía política del tabasqueño disfrazado de poblano comenzó a saltar por las contradicciones y autodesmentidos.

El antipresidencialismo actual de Bartlett choca con el presidencialismo que le ayudó a forjar su biografía que le permitió llegar al Senado por el PT de Raúl Salinas de Gortari. De 1982 a 1988, a Bartlett le tocó estar donde estuvo Osorio Chong para cumplir con los mismos menesteres: defender al presidente de la república.

Sólo que a Bartlett le tocó mucho de la guerra sucia del sistema político, sobre todo la de colaborar con la entronización y consolidación del neoliberalismo que hoy condena desde el PT y su impresentable lopezobradorismo.

Como secretario de Gobernación le tocó avalar lo que le critica a Peña Nieto y a Osorio Chong: la entronización del narco, el asesinato de periodistas sobre todo del columnista Manuel Buendía, la alianza de la Federal de Seguridad con cárteles de la droga, el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, la represión a la prensa, la operación autoritaria para quitarle la revista Impacto a Mario Sojo Acosta, las amenazas a Julio Scherer a través de su testaferro José Antonio Zorrilla Pérez para evitar que publicara una notas que revelaban el uso de un comando de Gobernación en Venezuela para rescatar a una sobrina de una secta.

Y hay más: el fraude electoral en Chihuahua en 1986 para evitar el triunfo del PAN, la fundamentación del argumento del “fraude patriótico” para que en la revolucionaria Chihuahua no llegara la reacción, el fraude electoral en 1988 que entronizó a Carlos Salinas de Gortari en el poder sin la legitimidad electoral.

La lista sigue: en 1974 el activista Rosendo Radilla fue desaparecido por fuerzas de seguridad, mientras Bartlett era nada menos que director general de Gobierno de la Secretaría de Gobernación y por tanto cómplice del uso de la fuerza contra disidentes; es decir, Bartlett fue aliado del autoritarismo represor a la izquierda… a la que ahora dice pertenecer por la bendición  de López Obrador.

Por el asesinato de Camarena, Bartlett no debe entrar a EE.UU porque, a decir del entonces embajador Jeffrey Davidow, “no podría salir” y estaría obligado a declarar en tribunales como indiciado. Por cierto, Bartlett trata de no cruzar espacio aéreo estadunidense cuando viaja a Europa porque podrían bajar el avión y arrestarlo.

Las críticas de Bartlett a Osorio Chong por el presidencialismo de Peña quieren olvidar lo que Bartlett escribió en septiembre de 1969 —después del 68 represor– en la revista Pensamiento Político, editada por la CNOP del PRI sobre el presidencialismo al que Bartlett se postró antes de su exoneración y purificación por López Obrador.

“El presidente de la República automáticamente es el líder del PRI. Y en razón del carácter mayoritario del PRI y de la disciplina partidista que demanda, el presidente de la República, (como) líder del partido, está en posición de orientar a la mayoría en la Cámara de Diputados, al Senado de la República, a las gubernaturas de los estados y a la mayoría de los gobiernos municipales“.

 

Sólo para sus ojos:

  • La extradición de narcos mexicanos prendió los focos de alarma del sistema nacional de seguridad: hay indicios y amenazas de violencia para impedir la entrega de capos a la justicia de EE.UU.
  • La nueva versión de que El Chapo pudo haber salido por la puerta del penal del altiplano es ficción: el video exhibe cómo se dirigió a la regadera y escapó por un túnel.
  • El problema que viene en el reparto de comisiones es la designación de diputados: todos quieren porque estar en comisiones implica más ingresos adicionales y mayores ventas de favores a funcionarios del ejecutivo.
  • Una de las claves del caso de los 43 normalistas secuestrados y asesinados está en la estructura municipal en Iguala. Pero hasta ahora, nadie ha querido abrir esa puerta. Ahí podrían salir datos de la corresponsabilidad penal de funcionarios perredistas y de dirigentes estatales y nacionales del PRD.
  • Oaxaca y Puebla encaran crisis en la alianza PAN-PRD, para beneficio del PRI.

 

http://indicadorpolitico.mx

carlosramirezh@hotmail.com

@carlosramirezh

 

off Bartlett-Osorio Chong: dos biografías del poder priísta: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off