Avanza en AL apoyo a Palestina

palestinaEl Estado Palestino gana cada vez más adeptos en América Latina. Sólo faltan México, Panamá y Colombia por reconocerlo.Llama la atención, además, que la llave de entrada a la región podría tener forma de cruz.

El reconocimiento vaticano al Estado Palestino representó un hecho inusitado, luego de que el pasado 26 de junio ambas partes firmaran un acuerdo sobre los derechos de la Iglesia en los territorios del país árabe.

De esa forma, El Vaticano se convirtió en el Estado número 136 en otorgar reconocimiento diplomático a Palestina, después de hacer lo propio con Israel en 1993.

Los representantes palestinos saben de la influencia católica en América Latina y quieren capitalizarla para ganarse el apoyo oficial de los tres países de la región que aún no se lo han concedido: Colombia, Panamá y México.

“Los mexicanos son los palestinos de América Latina: tenemos como vecinos a dos países poderosos, como Estados Unidos e Israel, pero somos dos pueblos heroicos” , dijo a REFORMA el Embajador de Palestina en México, Munjed Saleh.

“Tenemos lazos desde 1974 y se ha avanzado mucho a lo largo de los años, pero nos hace falta dar un empujón de dos centímetros para formalizar la relación”, agregó.

Ese salto podría darse ahora que Mohamed Odeh, representante para América Latina de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), se encuentra en el País de visita, pues probablemente exija que se refrende una vieja promesa que le hizo el Ejecutivo mexicano en 2011.

“Conversé con el Presidente (Enrique) Peña Nieto antes de que asumiera el poder y me prometió que iba a reconocer a Palestina, y esa invitación supongo que es para ese tema”, declaró Odeh en su última visita a México, en mayo pasado.

La búsqueda palestina de apoyos en la región no es nueva, pero sus éxitos son recientes.

Hasta 2010, sólo Costa Rica, en 2008, y la Venezuela del fallecido Presidente Hugo Chávez, en 2009, habían reconocido a Palestina como Estado en los últimos años y se sumaron a una escueta lista completada por Cuba y Nicaragua, que lo habían hecho en los años 70 y 80.

La decisión, empero, fue redituable para San José, ya que un año después consiguió ser parte del Consejo de Seguridad de la ONU con el respaldo de varios países árabes.

El gran punto de inflexión vino en diciembre de 2010, cuando las autoridades palestinas lograron cortejar a Brasil.

Apenas tres meses después, en marzo de 2011, declaraciones similares sobre el estatus diplomático del país árabe vinieron en cascada: Argentina, Bolivia, Ecuador, Chile, Guyana, Perú, Paraguay, Surinam y Uruguay, señala la académica chilena Cecilia Baeza.

Una revisión de la prensa centroamericana hace constar que Guatemala se sumó un par de años más tarde, en abril de 2013. Honduras y El Salvador tomaron la misma dirección en agosto del mismo año.

“El apoyo diplomático y político es necesario en el trato de Estado a Estado. Somos un país en construcción y es muy importante para nosotros el acercamiento a los pueblos latinoamericanos. Ya no es un lujo, es una necesidad”, apuntó el representante diplomático.

Las diásporas palestinas, predominantemente cristianas, también han desempeñado un papel importante en este cambio en la región, sobre todo en Chile y Honduras, donde los descendientes se cuentan por cientos de miles, de acuerdo con la Fundación Konrad Adenauer.

De hecho, América Latina es la región con el mayor número de habitantes y descendientes palestinos fuera de los países árabes e Israel.

“Desde hace muchos años hemos tenido relaciones excelentes con América Latina, sin excepción, quizá son las más estrechas fuera del mundo árabe.

“Los países latinoamericanos ya no son el patio trasero de Estados Unidos y mostraron un apoyo ilimitado a Palestina durante la agresión israelí de julio y agosto del año pasado”, señaló Saleh.

Sin embargo, Colombia, Panamá y México son aún el gran pendiente para cerrar el frente latinoamericano. Para eso, Palestina apuesta a un aliado inesperado que podría ayudarle a revertir esa tendencia.

“Jesucristo fue el primer palestino famoso en el mundo. El Vaticano es la sede del catolicismo y seguramente tiene influencia en muchos sentidos en los países católicos.

“Si tenemos una relación estrecha con El Vaticano, seguro que otros países mirarán a Palestina con los mismos ojos con los que El Vaticano nos mira y nuestros lazos mejorarán”, aseguró el Embajador.

reforma.com

off Avanza en AL apoyo a Palestina – Libertad-Oaxaca off