Aumentan denuncias de violencia contra animales; ninguna ha procedido

Del 2016 a la fecha, en Oaxaca se han contabilizado 10 denuncias de violencia contra los animales sin que ninguna proceda. De éstas por lo menos tres casos se han viralizado a través de las redes sociales y medios de comunicación.
El último de los hechos se dio a conocer el pasado 7 de enero a través de un video, cuando una mujer identificada como Carolina Vásquez Garrido arrastró con su auto a un perro sobre el Boulevard Guadalupe Hinojosa, en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán.
La trabajadora del Hospital Regional del Alta Especialidad de Oaxaca, generó múltiples heridas al cachorro, el cual argumentó lo rescató. Por estos hechos la Fiscalía del Estado abrió la carpeta de investigación 682/FVCE/OAXACA/2019 por el delito de maltrato animal en contra de la imputada y quienes resulten responsables.
Además se le citó para este viernes 11 de enero, con la finalidad de comparecer ante la autoridad ministerial.
Ley muerta
Aunque, desde el 30 de septiembre del 2015 entró en vigor la Ley de Protección Animal para castigar con cárcel a quien lastime, asesine o utilice para fines sexuales a los animales, ésta ha quedado en el olvido.
La iniciativa, la cual fue presentada por la entonces panista Leslie Jiménez Valencia, especifica en el Articulo 413, que se castigará con cárcel de tres a dos años y con una multa de 100 a mil días de salario a quien dolosamente realice actos de sufrimiento que no lleven a una muerte inmediata del animal vertebrado.
A quien le cause lesiones que pongan en riesgo su vida al igual que a quien le cause lesiones o marcas de por vida.
Para la Presidenta de la Asociación Auxilio al Perro Amigo de Oaxaca, Hilda Toledo no existe legislación y si existe no se aplica  a favor de los animales, por lo que los casos han sido más frecuentes en últimas fechas “no hay castigo contra estos hechos de odio contra los animales”, expuso.
Recordó que en la 62 Legislatura Local fue aprobada la reforma al código penal para tipificar el delito de maltrato animal, no sirvió.
Luna, sobreviviente al maltrato
En mayo del 2017, Luna, un cachorrita fue arrastrada sobre el asfalto por un taxista de la comunidad de San Dionisio Ocotepec. El pecado del animal fue presuntamente comerse unos pollos en el municipio de Santiago Matatlán, por lo que debió ser castigada.
El hecho de violencia, se viralizó también a través de un video. Una mujer que iba detrás del auto del taxista logró detener la marcha y rescatar al animal para después ser trasladada al Centro Clínico Veterinario de Antequera.
Luna presentaba quemaduras debido a la fricción con el asfalto, los ligamentos de su codo izquierdo estaban dañados, pero además su piel mostraba constantes maltratos. La perrita fue adoptada por una familia de Suiza después de su recuperación.
Aunque la denuncia fue presentada ante las autoridades correspondientes, Silvino García identificado como el agresor, no ha recibido su castigo y la deuda con la veterinaria supera los 30 mil pesos.
Vacíos legales provocan desconocimiento
Ante la falta de leyes y la aplicación de la misma en la población de San Francisco Lachigoló, Tlacolula, un perro pitbull fue encarcelado en los separos municipales por atacar y matar a una bebé de nueve meses de edad.
Los hechos ocurrieron el pasado 1 de diciembre, cuando Rosa Guzmán salió de su domicilio en “La Mojonera”,para comprar tortillas. Dejó a Angélica de nueve meses  encargada con su cuñada.
Después Guarumo,  atacó y arrastró a la menor hasta quitarle la vida. Ante estos hechos acudieron a las autoridades municipales quienes exigieron un pago de 15 mil pesos para otorgar a la familia un espacio en el panteón de la comunidad, toda vez que no son originarios de la localidad.
Además Guarumo, el pitbull, fue llevado a la cárcel municipal en donde estuvo al menos tres días y, ante la inconformidad de asociaciones de protección animal, el perro pudo salvar la vida y es la familia quien decidiría su destino.

Carina García

A %d blogueros les gusta esto:
Aumentan denuncias de violencia contra animales; ninguna ha procedido – Libertad-Oaxaca