Ataque a las vías de comunicación: Luis Octavio Murat

“Las vías de comunicación fueron construidas con la intención de comunicar al ser humano. Con el paso de los años estas vías se han convertido en punto clave para el desarrollo e infraestructura de cualquier país.” Fiscalía General de la República. Blog. 19/02/018.

¿Cuales son las vías de comunicación consideradas fortalezas económicas que impulsan el desarrollo de toda sociedad?

Caminos, carreteras, áreas marítimas, áreas ferroviarias, y la red de telecomunicaciones. Impedir, bloquear, obstaculizar, paralizar, las actividades de la sociedad como asistir a las escuelas, hospitales, fabricas y comercios, es considerado por el Código Penal Federal un delito calificado como ataque directo en los artículos del 165 al 172.

La sanciones van de 15 días a 30 años de prisión dependiendo de la gravedad del ilícito.

Para los habitantes de la CDMX el pasado lunes 7 fue fatal el día, a causa de los ataques de cientos de taxistas contra las vías de comunicación, encapsulando la movilidad de la Capital y afectando a miles de personas al no poder llegar a sus destinos.

Personas enfermas impedidas para trasladarse a los hospitales y clínicas para su cita médica, que tarda meses de espera, miles de estudiantes se quedaron varados al no poder trasladarse a sus escuelas, lo mismo ocurrió con los trabajadores de la construcción, obreros de las industrias, oficinistas, especialistas en la investigación científica, viajeros sin poder trasladase a sus destinos al bloquearse las terminales 1 y 2 del Aeropuerto de CDMX debido a los campamentos que instalaron los taxistas.

Los ataques a las vías de comunicación fueron medidas extremas para obligar a las autoridades, a que el servicio de taxis sea exclusivo de ellos y para ellos, nadie más.

Exigen que los servicios de empresas privadas, Uber, Cabify, Bolt, Didi y Beat, sean cancelados, con el argumento simplón de que son empresas extranjeras, que no debieron ser autorizadas por las autoridades.

La posición de los taxistas es intransigente, ilegal y absurda al estar violando el Código Penal en materia de ataques contra las vías de comunicación lo cual es un delito grave, y por tratar de establecer, con lujo de fuerza, un monopolio del trasporte público que atenta contra la libre competencia de un sistema económico globalizado.

Es como si los propietarios de restaurantes de comida mexicana se agruparan y bloquearan los mercados, la Central de Abastos y los Supermercados para obligar a las autoridades a que se prohiban los restaurantes alemanes, españoles, argentinos, etc., y que se vendan solamente tragos de tequila y mezcal, nada de whisky, vodka, cognac, y demás bebidas extranjeras, o que los pilotos de lineas aéreas mexicanas bloquearan los aeropuertos del país exigiendo al gobierno federal que impida volar a las lineas aéreas extranjeras en espacios aéreos de México.

Incongruencias estas que se parecen a las exigencias que plantean los dirigentes del pésimo y deficiente transporte de 140 mil taxis registrados que transitan por la capital del país.

Pero sucede, que al haberle tomado la medida al gobierno de la utopía, los grupos de interés saben que toda presión que cometan, por más grave que sea, no será castigada por las autoridades, cuando mucho los taxistas serían “acusados con sus mamacitas y sus abuelitos”, así lo dijo el Presidente; y la jefa de Gobierno obedece. Ella “no cae en provocaciones.”

De manera, que frente al grave ataque de taxistas contra las vías de comunicación, y por tratarse de un delito federal, los taxistas acudieron a la Secretaría de Gobernación para negociar con Ricardo Peralta, subsecretario de Gobernación quien los convocó a establecer una mesa de dialogo.

Adrian Lajus, Secretario de Movilidad, y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, prácticamente quedaron al margen de las negociaciones. Por la noche apareció un video de Sheinbaum explicando sus motivos y causas acerca del conflicto que no pudo resolver.

La parálisis de las vías de comunicación del lunes negro que afectó a la sociedad en general, refleja el pésimo servicio de transporte público y poder de chantaje que se padece en CDMX.

Las promesas del gobierno capitalino por mejorar la calidad del servicio, de acabar con los microbuses, de meter en orden el servicio de autobuses, de mejorar, modernizar ordenar la movilidad y salubridad de los paraderos, de acabar con los estacionamientos de autobuses, micros y taxis en las principales avenidas de la ciudad, fueron promesas, fuegos fatuos y discursos de plazuela.

El lunes negro que padeció la CDMX por culpa de los taxistas y de las autoridades lo dice todo.

@luis_murat

https://www.facebook.com/luisoctaviomurat/

A %d blogueros les gusta esto:
Ataque a las vías de comunicación: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca