Astudillo culpa a “comunitarios” de Tlacotepec de la violencia en poblado amapolero

El gobierno de Héctor Astudillo Flores acusó al grupo de autodefensa de Tlacotepec de ser responsable del ataque armado contra pobladores de Filo de Caballos que dejó un número indeterminado de muertos y heridos.

También lo responsabilizó de propiciar el desplazamiento forzado de más de dos mil personas de varias comunidades del municipio de Leonardo Bravo.

Los civiles armados que se asumen como policías comunitarios son liderados por Humberto Moreno Galeana, primo del secretario de Desarrollo Social de la administración astudillista, Mario Moreno Arcos, señalado por las autoridades estatales como brazo ejecutor del grupo delictivo de Onésimo El Necho Marquina Chapa, afincado en el municipio de Heliodoro Castillo.

La banda de El Necho mantiene una confrontación por el control de la franja minera y amapolera de la Sierra con el grupo denominado Cartel del Sur que encabeza Isaac El Señor de la I Navarrete Celis, cuyo bastión radica en Chichihualco, según reportes oficiales.

A través de un comunicado oficial difundido la noche del martes, el gabinete de seguridad estatal conformado por autoridades civiles y militares, denominado Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), señaló:

“De acuerdo con las primeras investigaciones, los civiles armados que se autodenominan comunitarios (de Tlacotepec), son responsables de los hechos de violencia suscitados en la localidad de Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, mismos que propiciaron el desplazamiento de familias”.

Además, el gobierno estatal anunció que autoridades ministeriales investigan a los líderes del grupo de El Necho por las denuncias de “saqueo de viviendas” y “abusos” contra la población para deslindar responsabilidades y “actuar en consecuencia contra los responsables”.

Según el testimonio de las víctimas, soldados del Ejército y agentes de la policía estatal “brindaron protección” al grupo agresor que irrumpió en Filo de Caballos el domingo pasado y los acusaron de ser “cómplices” de las ejecuciones, así como de la destrucción y saqueo de viviendas.

Despensas para los desplazados

Sobre la estrategia para atender a las personas desplazadas por la violencia, en su mayoría niños y mujeres, el gobierno estatal informó que ha repartido “despensas, agua, colchonetas y brindado atención médica” a las víctimas.

El comunicado también indica que hasta el momento suman dos cuerpos localizados en las inmediaciones de la zona de la refriega.

No obstante, el gobierno de Astudillo omitió informar cómo pretende restablecer el orden en la zona disputada por los grupos delictivos en la Sierra para reanudar rutas de transporte público, así como la apertura de centros de salud y planteles educativos para garantizar la seguridad y el desarrollo integral de la población, principalmente los sectores más vulnerables como niños, mujeres y adultos mayores.

Fuente: proceso.com

off
A %d blogueros les gusta esto:
Astudillo culpa a “comunitarios” de Tlacotepec de la violencia en poblado amapolero – Libertad-Oaxaca off