Aprueba Senado italiano autorreducción

3673794El Jefe de Gobierno italiano, Matteo Renzi, logró la aprobación en el Parlamento de una reforma histórica del Senado, que tiene como objetivo garantizar la estabilidad de los Gobiernos.

La reforma de la Constitución reduce considerablemente los poderes del mismo Senado, algo inédito en 70 años de historia de la República italiana.

El proyecto fue adoptado por 179 votos a favor, 16 en contra y 7 abstenciones y establece el fin del bicameralismo perfecto que reinaba en Italia desde 1947.

La Oposición de extrema izquierda, parte del centro-derecha, el movimiento anticasta Cinco Estrellas y la xenófoba Liga Norte no participaron en la votación.

“La larga temporada de la política sin resultados se acabó. Las reformas se hacen. Italia cambió. Adelante, decididos como nunca”, declaró entusiasmado el Jefe de Gobierno, Matteo Renzi.

“Gracias a todos los que creen en el sueño de una Italia simple y más fuerte. Para ello sirven las reformas”, escribió en un tuit.

La reforma impulsada por Renzi, líder también de la formación de centro-izquierda Partido Democrático, reduce significativamente las prerrogativas del Senado, que contará sólo con 100 Senadores contra 315 actualmente.

El nuevo Senado no participará en el voto de confianza y se ocupará sólo de un número limitado de leyes. La reducción de los poderes del Senado era clave para su ambiciosa agenda de reforma constitucional con la que aspira modernizar el país.

“Se trata de un paso hacia la no-democracia”, comentó el ex Jefe de Gobierno y magnate de las comunicaciones Silvio Berlusconi, líder del partido opositor Fuerza Italia.

Con el adiós al bicameralismo perfecto que paralizó por décadas el sistema político, Italia intenta acabar con la inestabilidad crónica, que provocó la caída 63 gobiernos, un promedio de casi uno por año.

Tras el resultado en el Senado, Renzi espera presentarse reforzado ante la Comisión Europea, con la que deberá discutir la ley de presupuestos de Italia.

El Premier pedirá la flexibilidad presupuestaria, considerada esencial para reactivar el crecimiento económico, aún tímido.

Una victoria personal de Renzi

“Se trata de una gran victoria de Renzi. Demuestra así a Italia y a Europa que es capaz de reformar un país irreformable”, aseguró el politólogo Roberto D’Alimonte, profesor de la Universidad LUISS de Roma.

“Es una reforma que realmente necesita el país, el sistema político italiano se había vuelto totalmente inmanejable. El país estaba paralizado y lo estuvo por mucho tiempo”, añadió por su parte el profesor Franco Pavoncello, de la universidad estadounidense John Cabot de Roma.

“Un reforma peligrosa que deja a un sólo hombre al mando del poder”, se lamentó antes de la votación Berlusconi.

Renzi reformó también la ley electoral para la elección de diputados, que permite al líder de los partidos escoger los principales candidatos de las listas para los 100 distritos electorales del país.

Para Sergio Fabbrini, politólogo y director de la Escuela de Administración Pública de LUISS, las acusaciones de autoritarismo a Renzi son meros pretextos porque “en Italia, un jefe de gobierno nunca tendrá el control sobre todos los miembros de su mayoría”, recalcó.

“Es sin duda una victoria de Renzi porque ha conseguido un cambio, algo que ningún Gobierno anterior había sido capaz de lograr”, aseguró Fabbrini.

El voto de los senadores sobre el proyecto de reforma constitucional es el último paso que debe cumplir Renzi, duramente criticado por la minoría de su formación, el Partido Democrático, que lo tilda de demasiado liberal.

Una nueva votación en la Cámara de Diputados deberá refrendar el texto aprobado por el Senado, que lo volverá a ratificar de nuevo sin debate antes de un referéndum, que se celebrará probablemente a mediados de 2016.

La reforma constitucional deberá entrar en vigor antes de las elecciones parlamentarias previstas en 2018.

reforma.com

off Aprueba Senado italiano autorreducción – Libertad-Oaxaca off