Amnesia: Alejandro Leyva Aguilar

-La amnesia es una enfermedad que, como su nombre traducido del griego lo indica, quiere decil OLVIDO.

 

-Puede ser orgánica o funcional; la primera es causada por daños al cerebro por enfermedades, traumas o uso de drogas, mientras que la segunda es causada por factores psicológicos como mecanismos de defensa. La amnesia histérica post-traumática es un ejemplo de ello.

-Por cierto, en la visita que hizo Josefina Vásquez Mota a Ejutla de Crespo ayer, la candidata panista a la presidencia de la República, tuvo un lapsus brutus: se le olvidó mencionar la corrupción en los tres últimos sexenios de Oaxaca.

-La amnesia orgánica se hizo presente en el cerebrito de la candidata panista, quizá por su apellido materno que la trae trastocada del cerebro y piensa aún que puede ser presidenta de los mexicanos.

-El temor ante las descalificaciones al gremio magisterial, le impidió llegar al zócalo de la capital oaxaqueña, así que tuvo que moverse 40 kilómetros al sur, para que no fuera alcanzada por las huestes de Santiago Chepi.

-Y ahí, hablo de corrupción y se refirió a los dos últimos sexenios priístas en Oaxaca, el de José Murat y el de Ulises Ruiz Ortiz… al lado de la panista, estaba retorciéndose en sus entrañas otro ex gobernador corrupto del PRI: Diódoro Carrasco.

-Sin querer, quizá por la amnesia que le causa su apellido, Vásquez Mota se le olvidó que uno de los gobernadores más cuestionados por la corrupción –del viejo PRI por supuesto- es ahora candidato del PAN al Senado de la República.

-La enorme riqueza de algunos “amigos” de Diódoro Carrasco como el actual líder nacional de la COPARMEX Gerardo Gutiérrez Candiani y muchos de sus familiares como aquel Álvarez Candiani que sigue haciendo negocios ahora con gabino en Salud Pública, se debió a las facilidades que el cuicateco le dio a ese grupo de cuates.

-La pista aérea que Diódoro Carrasco Altamirano construyó a un costado de su rancho en la Cañada, es un monumento a la corrupción porque costó millones de pesos y es inservible.

-Josefina Vásquez Mota no se percató que, quien le alzó la mano en ese acto de Ejutla de Crespo y luego en Puerto Escondido, fue un exgobernador emanado de las filas del PRI y ha sido acusado del encarcelamiento de decenas de indígenas zapotecas de la zona de los Loxicha.

-Se le olvidó también a la candidata panista por su amnesia, que DCA, ocupa un lugar en la candidatura que debería pertenecer dignamente a uno de los cientos de panistas que han luchado con ese partido en contra del PRI, incluso en contra de Diódoro Carrasco, aquí en Oaxaca.

-Ojalá sea curable su amnesia porque algún día, los verdaderos panistas, le van a recordar algo más que su grosero olvido.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Amnesia: Alejandro Leyva Aguilar – Libertad-Oaxaca off