AMLO en Palacio Nacional 3.- Neoliberalismo vergonzante: Carlos Ramírez

1.- El neoliberalismo entró a México de la mano del Fondo Monetario Internacional. La política económica del gobierno de Echeverría aumentó el gasto y expandió el Estado en 10 puntos porcentuales, pero sin asegurar incremento en los ingresos. La inflación pasó de un promedio anual de 2% hasta 1970 a 20% en 1973-1976 y subió a 35.7% en el sexenio de López Portillo.

2.- La inflación fue catapultada por aumentos en salarios, pero sin incremento de la productividad ni de disponibilidad de mayor oferta de bienes y servicios. El factor detonante de la crisis fue el choque Estado-empresarios de 1973 a 1982 y la fuga de capitales. Sin reservas internacionales, los gobiernos de Echeverría y López Portillo primero devaluaron y luego solicitaron el apoyo del FMI.

3.- De todos modos, la ideología del neoliberalismo ya estaba aquí. El periodo de desarrollo estabilizador 1958-1970 de Antonio Ortiz Mena –sexenios de López Mateos y Díaz Ordaz– fue la aplicación de la doctrina neoliberal oculta: el monetarismo o el enfoque de Milton Friedman de que la inflación es en todo tiempo y en todo lugar un fenómeno monetario. Las alzas de salarios y gasto en el desarrollo estabilizador fueron subordinadas a la tasa inflacionaria y ésta se ató como ancla al tipo de cambio: sin gasto desordenado no habría inflación y por lo tanto tampoco devaluación. Era la clave de la estabilización macroeconómica que elogia López Obrador.

4.- El FMI determinó la sucesión presidencial de 1976 y 1982: el conservadurismo estabilizador; sólo que a López Portillo lo salvó el petróleo y aumentó el gasto hasta el colapso de 1982. El eje ideológico conservador neoliberal del grupo de De la Madrid fue Carlos Salinas de Gortari, quien transitó del Estado social al Estado autónomo de responsabilidades sociales. El gasto se ató a la inflación y paulatinamente disminuyeron las presiones inflacionarias y devaluatorias. El jefe político del grupo neoliberal salinista fue Francisco Gil Díaz, doctorado en la Universidad de Chicago donde fue alumno y luego adjunto de Milton Friedman, el padre del neoliberalismo en fase monetarista.

5.- El grupo monetarista-neoliberal giró en torno al Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), donde Gil Díaz asentó su poder desde 1972 como director del Departamento de Economía. El grupo de economistas monetaristas fue conocido como Chicago boys por depender del venero Friedman-Gil Díaz-Universidad de Chicago. Como director de Política de Ingresos en Hacienda Gil Díaz en 1983 contrató como asesor a Arnold Harberger, socio de Friedman en servicios a la dictadura de Pinochet. El neoliberalismo fue caracterizado por René Villarreal en 1984 como “contrarrevolución monetarista”.

6.- Las devaluaciones de 1976 y de 1982 intensificaron la condicionalidad de política económica del FMI: apoyo crediticio a cambio de aprobación por el FMI de la política económica vía Cartas de Intención. El neoliberalismo del FMI fue impuesto por la crisis, pero luego el grupo salinista de neoliberales lo asumió por convicción vía Gil Díaz y su alumno brillante Pedro Aspe Armella. De 1983 a 2018, la política económica fue neoliberal en su fase monetarista: controlar la inflación por la vía del circulante monetario y disminuciones estructurales del gasto social porque el Estado salinista había decretado la autonomía de sus responsabilidades sociales.

7.- El neoliberalismo se basa en puntos concretos: Estado con bajo gasto social, mercado en lugar de Estado e inflación como ancla estabilizadora. El punto clave radica en la teoría de la inflación: el neoliberalismo del FMI se apoya en Friedman y afirma que es por circulante monetario; bajando dinero disminuiría la inflación y recomienda tres bajas: PIB, gasto social y salarios. El enfoque estructuralista nunca reconocido por los neoliberales Gil Díaz-Aspe señala que la inflación es responsabilidad de la estructuraproductiva. Los dos aceptan que el aumento en producción y productividad reduce el motor inflacionario del circulante. La estructura productiva, sin embargo, no se refiere al modo de producción, sino a la apropiación privada del capital y a la prioridad por las utilidades empresariales.

8.- La muerte del neoliberalismo no se logra por decreto o por afirmación en plaza pública. López Obrador ha anunciado un modelo de neoliberalismo vergonzante: baja salarios gubernamentales para aumentar gasto público improductivo y asistencialista y afecta calidad del empleo. Al final, esta estrategia socializa el empobrecimiento generalizado. La clave del neoliberalismo se localiza en mantener o interrumpir la apropiación privada de la riqueza. El neoliberalismo vergonzante lopezobradorista sigue privilegiando al empresario privado sin tocar sus utilidades.

Política para dummies: La política es la habilidad para eludir responsabilidades culpando a otros.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

off
A %d blogueros les gusta esto:
AMLO en Palacio Nacional 3.- Neoliberalismo vergonzante: Carlos Ramírez – Libertad-Oaxaca off