“Algo está podrido en Dinamarca”: Javier Hernández

ceaEn los primeros años del siglo XVII el dramaturgo inglés William Shakespeare escribió The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark, conocida hasta nuestros días simplemente como Hamlet. En una de las escenas de esta obra el centinela Marcelo pronuncia la célebre frase “Something is rotten in the state of Denmark” (“Algo está podrido en el estado de Dinamarca”), que precedió al momento en que el fantasma del viejo Hamlet reveló a su hijo del mismo nombre que fue envenenado por su hermano Claudio para usurpar la corona y casarse con su viuda. Desde entonces, esta frase se ha utilizado de manera recurrente para indicar que hay algo turbio en un asunto de cualquier índole.

Hoy podemos parafrasear a Shakespeare para decir que algo está podrido en la Comisión Estatal del Agua, porque hay cosas que huelen muy mal en no pocos de los procedimientos de contratación de las obras que ejecuta la dependencia que encabeza Rubén Ríos Ángeles. Para muestra, un botón:

A finales del año 2014, la Comisión Estatal del Agua (CEA) sometió a concurso la obra denominada “Construcción de Subcolector de Drenaje Sanitario (Barranca El Salado)”, que se ejecutó en diciembre de ese año en la cabecera municipal de Huajuapan de León, con recursos federales del Ramo 16, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas (APASZU). El contrato para la ejecución de la obra se asignó a la empresa “Asistencia Oportuna en Construcción Kaja S.A. de C.V.”, con domicilio en Tehuixtles número 10 en la Agencia de Policía Agua Dulce de Huajuapan, por presentar la “propuesta solvente más baja”. A esta empresa le fue asignada la obra cuyo monto fue de un millón 839 mil 456 pesos, mediante el contrato número 12R100-APASZU-11-256/2014.

Esto nada tendría de raro, pues la obra fue concursada en la modalidad de Licitación Pública Nacional. Sin embargo, entre los empresarios de la construcción surgieron las suspicacias inevitables porque la empresa “ganadora” es propiedad de Virgilio Andrés Martínez Ramírez, hermano del presidente-notario de Huajuapan, Luis de Guadalupe Martínez Ramírez. Pero “al menos cubrieron las formas”, como aseguraron resignados algunos de los contratistas locales.

Pero cuando “la puerca torció el rabo”, como dicen en el rancho, fue a principios de noviembre de este año, cuando la Comisión Estatal del Agua asignó a la misma empresa la obra denominada “Construcción de Subcolector de Drenaje Sanitario (Barranca El Salado) 2ª. Etapa”, por un monto de 2 millones 728 mil 504 pesos con 96 centavos, mediante el contrato número 12R100-APAZU-11-221/2015.

La diferencia es que en este caso la CEA ni siquiera se preocupó por “taparle el ojo al macho”, pues a diferencia de la ocasión anterior el “concurso” fue en la modalidad de “invitación a cuando menos tres personas”. Es decir, esta vez la CEA escogió a tres de los contratistas de todo el estado para que presentaran sus propuestas. Las empresas participantes fueron “Conca Ingeniería Administrativa S. de R. L. de C.V.” de San Pablo Etla, “Grupo Lota Arquitectos, S.A. de C.V.” con domicilio en Carranza número 20 en Huajuapan, y la ya mencionada “Asistencia Oportuna en Construcción Kaja S.A. de C.V.”.

De acuerdo con el “Acta de fallo de invitación a cuando menos tres personas No. IO-920024998-N221-2015” de fecha 6 de noviembre de este año, publicada en redes sociales por un cibernauta, el responsable del concurso fue el ingeniero Gerardo Cruz Mases, en su carácter de jefe del Departamento de Precios Unitarios y Licitaciones de la CEA. Lo más sorprendente es que la única propuesta válida fue la de la empresa propiedad del hermano del presidente-notario porque las otras dos se desecharon porque “rebasaban el presupuesto base”.

Las suspicacias se acrecientan porque la empresa “Grupo Lota Arquitectos S.A. de C.V.” no es identificada como tal por varios contratistas de la ciudad de Huajuapan consultados al respecto, ni aparece entre las 87 empresas y personas físicas que integran el “Padrón Municipal de Contratistas de Obra Pública, Ejercicio 2015”, publicado en el portal www.huajuapandeleon-gob.mx del ayuntamiento de Huajuapan. En cambio, en dicho padrón se encuentra registrado el domicilio de “Carranza número 20” a nombre del arquitecto Iván Edilberto López Velasco, hermano de la diputada federal priista Edith Yolanda López Velasco.

A la luz de estos datos no son pocos los contratistas de Huajuapan que aseguran, parafraseando a Shakespeare, que en verdad “algo está podrido en la Comisión Estatal del Agua”. Quienes esto piensan se hacen muchas preguntas entre las que destacan las siguientes: ¿Cómo supo la CEA de la existencia de una empresa cuya razón social era desconocida hasta para los contratistas de Huajuapan? ¿Por qué si en el padrón municipal de Huajuapan aparecen 87 contratistas invitó a participar en el “concurso” precisamente a dos empresas cuya razón social no está registrada ante las autoridades municipales? ¿Por qué invitó precisamente a la empresa propiedad de uno de los hermanos del presidente-notario de Huajuapan? ¿Fue realmente “casualidad” que la única propuesta que “no rebasó el presupuesto base” fue la del hermano de Luis de Guadalupe Martínez?

Los contratistas de Huajuapan aseguran que no es ésta la primera vez que los hermanos del presidente-notario ejecutan obras de dependencias del gobierno del estado, principalmente de la Comisión Estatal del Agua, en este municipio, en algunos casos como éstos de manera directa, pero en otros al amparo de empresas foráneas que aparentemente los subcontratan.

El director general de la CEA, Rubén Ríos Ángeles, y el secretario de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, Manuel de Jesús López López, tienen mucha tela de dónde cortar, si es que en verdad desean llegar al fondo de este asunto. De no hacerlo podría quedar la percepción de que el primero no sólo está enterado, sino que es partícipe de la podredumbre que emana de la dependencia que encabeza, y que el segundo estaría encubriendo a su antiguo mentor y a su parentela.

A CONTRAPELO. En política no hay favores sino facturas que se cobran más temprano que tarde. El presidente municipal de Huajuapan está pagando algunas de las muchas que debe a José Murat por la notaría que éste le regaló. Por eso el invitado de honor en su segundo informe de gobierno fue el cachorro del exgobernador, quien vino a hacer campaña en busca de la candidatura del PRI a la Gubernatura del estado. ¿Y los panistas? Bien, gracias.

Vía @Viral_Noticias

off “Algo está podrido en Dinamarca”: Javier Hernández – Libertad-Oaxaca off