Alarma deuda de los Estados

En la deuda que mantienen los estados y municipios con la banca se empezaron a prender “focos amarillos”. Hasta el momento, son dos los estados que enfrentaron problemas para cubrir su pago con instituciones financieras.

 

El ejemplo más reciente fue Aguascalientes frente al banco Interacciones con un adeudo de 110 millones de pesos, lo que obligó al intermediario financiero a boletinar al gobierno del estado al Buró de Crédito.

Otro de los casos fue Zacatecas que, durante la gestión de Amalia García, se vio en la necesidad de reestructurar su adeudo con Banamex.

Hace unas semanas, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, alertó sobre el hecho de que las entidades federativas y los municipios incrementaron el uso de créditos, principalmente, los que provienen de la banca comercial.

Entre el cierre de 2008 y junio de 2010, el total de obligaciones financieras consideradas en el Registro de Obligaciones y Empréstitos de Entidades Federativas y Municipios de la Secretaría de Hacienda pasó de representar 50.7% a 61% de las participaciones federales totales.

Ante el crecimiento de la deuda, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) evalúa emitir una circular para ajustar la metodología de reservas a esos préstamos.

Enrique Zorrilla, director general de Banamex, reconoció que si bien hay casos de mayor apalancamiento con la deuda de algunos estados, su situación “no es alarmante”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el vicepresidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) afirmó que “no se ha cerrado la llave de los préstamos” a este sector.

El financiamiento a los estados no representa hasta el momento un riesgo sistémico. “Pero es una realidad que hay entidades más apalancadas que otras y algunas más que tendrán mayor acceso al crédito”.

Enrique Zorrilla reiteró que las calificadoras siguen de cerca el comportamiento de los estados, lo que es un incentivo para mantener un buen comportamiento de pago.

El director de Banamex consideró que es necesario contar con cuentas más transparentes y claras por parte de los gobiernos estatales y municipales del país. “Tal y como lo informa cualquier empresa”.

En el reporte del Sistema Financiero, el instituto central detalló que durante 2009 y el primer semestre de 2010, los gobiernos de estados y municipios intensificaron el uso de recursos financieros, debido a una reducción significativa de las participaciones, como resultado de la menor recaudación fiscal.

En esta búsqueda de financiamiento jugaron un papel importante los recursos del Fondo de Estabilización de Ingresos de las Entidades Federativas y de forma adicional a estos recursos, los gobiernos subnacionales contrataron otros créditos, principalmente con la banca comercial.

Carlos Hank González, director de Interacciones, reveló que sí hay un crecimiento en la deuda de algunos estados del país.

Luis Robles, presidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de México (ABM), afirmó que son pocos los “focos amarillos” en la deuda de los estados y municipios.

“El saldo agregado que este sector le debe a la banca es bajo… y creo que todavía tenemos potencial para crecer”. Recordó que la mayor parte de los estados y municipios tienen una evaluación de calificadoras externas.

En consecuencia, es menor la preocupación respecto a la deuda de ese sector “y hasta el momento no se tiene una cartera vencida que ocasione un quebranto”.

Robles Miaja admitió que hay casos de algún estado o un municipio que se atoró de manera temporal con el servicio de su deuda, pero finalmente acaba por reestructurarlo.

El Universal

off
A %d blogueros les gusta esto:
Alarma deuda de los Estados – Libertad-Oaxaca off