Abren puertas al pasado glorioso de los órganos oaxaqueños

Un antiguo documento signado en 1711, donde Mathias de Chaves se obliga en ocho meses a restaurar el órgano de la Catedral de Oaxaca –entonces Ciudad de Antequera-, recibiendo como pago la cantidad de un mil 800 pesos, es parte de la colección que el Archivo Histórico de Notarías exhibe, desde el pasado viernes, en la Biblioteca Francisco de Burgoa. Muestra que forma parte de las actividades del Noveno Festival Internacional de Órgano y Música Antigua que se realiza en suelo oaxaqueño.

Esta exposición, resalta datos históricos que cimentan la importancia de los órganos oaxaqueños. Tal es el caso del testamento de quien se considera el representante más prolijo del barroco musical en el continente americano: Manuel de Sumaya, quien a falta de parientes y descendientes decide dejar sus bienes  a la Virgen María, tras morir en Oaxaca el 21 de diciembre de 1755.

También conforman este acervo, una serie de partituras impresas en el siglo XVI, posiblemente por Antonio de Espinosa, quien es considerado el único impresor novohispano del siglo XVI de origen español. Su figura toma relevancia, pues en 1555, Juan Pablos lo contrató como “fundidor de letras”. Sobresale su trabajo, debido a que los libros que imprimió evidencian su gran conocimiento en la composición de textos, impresión y elaboración de imágenes.

Sobresale un cuadernillo de música oaxaqueña, impreso como recuerdo del banquete ofrecido por el Ejército Nacional al General de División Plutarco Elías Calles, el 8 de enero de 1930. Al igual, llama la atención un tratado de música de Pedro Cerone, editado en 1613, personaje que es considerado iniciador de la nueva teoría musical.

A decir de la Maestra Cecilia Winter, directora del Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca, estos documentos son indicios de la importancia que tienen los órganos oaxaqueños y la música antigua. E invitó a los oaxaqueños a visitar esta muestra que es “una ventana al pasado glorioso de los órganos oaxaqueños”, acotó.

Luego de inaugurarse esta muestra, el Centro Académico y Cultural atesoró en su claustro al coro “Melos Gloriae” de la Ciudad de México, quienes bajo la dirección del maestro Juan Manuel Lara Cárdenas, ofreció un soberbio concierto con Música Polifónica de Francisco López Capillas (1614-1674).

Con un lleno total y la fascinación que envuelven los cantos sacros, sopranos, mezzosopranos, tenores y bajos lograron cautivar y arrancar fuertes aplausos a un público que disfrutó cabalmente la interpretación que cerro exitosamente el tercer día de actividades del Noveno Festival Internacional de Órgano y Música Antigua que se realiza en suelo oaxaqueño.

Para este domingo 19 de febrero, la ruta musical concluye con el concierto en San Jerónimo Tlacochahuaya, a las 17 horas, ejecutado por la organista brasileña Elisa Freixo. Este último recital tendrá un costo de 120 pesos. Para consultar la cartelera se puede accesar a la página de Internet www.iohio.org.mx.

off
A %d blogueros les gusta esto:
Abren puertas al pasado glorioso de los órganos oaxaqueños – Libertad-Oaxaca off