¿A quién creerle?: Luis Octavio Murat

luis-octavio-muratUn fuerte calambre de Moody’s Investors Service fue asestado a la credibilidad financiera del gobierno mexicano. A diferencia de las opiniones vertidas por los responsables de la Hacienda mexicana; Moody’s lanzó su calificación al mundo financiero sobre México como una severa advertencia que contiene dos puntos principales en concreto: La inviabilidad de Pemex para inversiones seguras y libres de riesgo y, la duda de la capacidad del gobierno mexicano para estabilizar la deuda que Pemex carga en sus finanzas; sin que esto, de lograrse, como ha declarado el gobierno mexicano, significara que las finanzas publicas del país salieran bien libradas .

Para la calificadora es lo contrario ya que el apoyo financiero del gobierno federal a Pemex podría comprometer los programas de consolidación del déficit fiscal y en consecuencia, se produciría un deterioro en la calidad crediticia del país. Más claro, se pondría en duda la capacidad del gobierno mexicano para pagar sus deudas las cuales, por cierto, han ido en aumento a pesar de que el titular de Hacienda, Luis Videgaray, afirme que dicha deuda es muy manejable y que no existe problema alguno para cumplirla.

Po su parte, Luis Madrazo, jefe de la unidad de planeación económica de la SHCP, negó que el apoyo gubernamental a Pemex signifique presión sobre las finanzas públicas del país

De estable a negativa fue la calificación, que en las escuelas equivaldría a reprobado. Un nivel A3 en la calidad crediticia a corto plazo se había estado manteniendo, no obstante, la situación financiera de la petrolera mexicana fue suficiente para que Moody’s cambiara la percepción de la calificación, a pesar de que se mantuvo estable durante 11 años -2003 y 2014-, pero todo cambió al descender desde abril de ese año al pasado noviembre a A3; lo cual significo un descenso de 3 escalones en un plazo de 4 meses dejándola en Baa3, escalón muy bajo recomendado para la inversión y a un paso del grado de especulación, según calificó Moody’s. Solo en Latinoamérica, Chile (Aa3) es mejor opción para invertir.

Ayudar a pagar una deuda que alcanza los 3 billones de pesos al cierre del 2015 como pretende el gobierno mexicano no es una empresa sencilla en los tiempos actuales de la economía mundial y los precios actuales del petróleo, de ahí que Moody’s pusiera baja calificación.

Pemex, por su parte, ha ido fondeando recursos para poder pagar a sus proveedores, a los cuales adeuda 158,000 millones de pesos, es decir, la cifra se disparó un 36.3%. Ha conseguido algunos créditos con nacional financiera de 15,000 millones de pesos y así continua pasando la charola para conseguir fondos que le permitan seguir operando y evitar un desastre anunciado, pese a la decisión del gobierno de que Pemex no quebrará.

Esta última calificación de Moody’s es, sin duda, un duro golpe para el gobierno mexicano porque, además de asustar a los inversionistas, exhibe a funcionarios mexicanos que han expresado datos que no coinciden con la difícil realidad financiera que vive el país.

Declaraciones que más tardan en anunciarlas que Banxico en desmentirlas como la última anunciando un segundo recorte al gasto público de 175,000 millones de pesos para el presupuesto de 2017 y otra corrección al crecimiento económico del país que calculado al 3.6% como se había dicho, ahora se ha calculado en un 2.6%. Por lo que respecta a la inflación un 3% manejable calcula la SHCP.

A la calificación de Moody’s, hay que agregarle la opinión de neutral advertida por el influyente banco JP Morgan respecto a México, sumándose así, a la golpiza que se le está propinando a la credibilidad financiera del gobierno mexicano. JP Morgan advierte que: en el corto plazo México tiene que seguir esquivando factores como el aumento de la inflación, la debilidad manufacturera de Estados Unidos y las preocupaciones sobre la calidad de la cadena de suministro de Pemex y las valoraciones elevadas del mercado de valores y, que los beneficios para el crecimiento basadas en las reformas estructurales aun son escasos.

¿Para donde hacerse? Las descalificadoras advierten a los inversionistas ¡Aguas con México! Nuestros Illuminati afirman: No pasa nada, todo está muy bien. ¿A quién creerle?

Twitter: @luis_murat

Facebook: https://www.facebook.com/luisoctaviomurat

Blog: https://luisoctaviomurat.wordpress.com

off ¿A quién creerle?: Luis Octavio Murat – Libertad-Oaxaca off